CAPITULO CXCIII. NO OLVIDEMOS NUESTRA HISTORIA

Lamentablemente no estaremos en otra final, porque anoche sucumbimos de forma estrepitosa. Se puede perder, pero lo peor es la sensación de un equipo sin alma, sin el carácter propio de las noches europeas. No es la primera vez, y por desgracia no será la última, pero esperemos que no se repitan muchas noches como esta.

Es tiempo de olvidar, y para ello, hacerlo con una fantástica efeméride. Hoy 18 de mayo, se cumplen 63 años de la considerada como la mejor final de la Copa de Europa de todos los tiempos. En Hampden Park, ante una asistencia de 137.000 aficionados, el Madrid conseguia la 5ª Copa de Europa ganando al Eintracht alemán con un resultado que ya es historia: 7-3. Cuatro goles de Puskas y tres de Di Stéfano certificaron un triunfo glorioso. En ese momento eramos los Reyes de Europa, hasta el punto de que un periodista del The Times tuvo la ingeniosa idea de comparar a ese Madrid de las cinco Copas de Europa consecutivas con los Vikingos, que en su momento arrasaron a todos a su paso por el Viejo Continente.

Por desgracia, anoche no tuvimos nada de todo eso, pero aún así seguimos teniendo 14 Copas de Europa. No hay que olvidarlo. HALA MADRID

A %d blogueros les gusta esto: