CAPITULO LXXIX. LOS VIKINGOS NOS SEGUIMOS PASEANDO POR EUROPA

Anoche terminó el misterio y el Madrid consiguió el pase a la siguiente ronda de la Copa de Europa. Demasiados sufrimientos para esta primera ronda.

Lo cierto es que hay unanimidad en considerar que la Copa de Europa es la competición del Madrid, allí donde se siente cómodo, allí donde ha gestado sus mayores logros y leyendas. Son muchas las gestas vividas desde que arrancó la competición. Nuestra competición. Y es que no debemos olvidar que cuando en junio de 1955 la UEFA aprobó organizar una competición entre clubes europeos denominada como Copa de Clubes Campeones Europeos, la misma fue impulsada por el periódico deportivo francés L’Equipe, con el apoyo de D. SANTIAGO BERNABEU.

D. Santiago Bernabeu firmando el Acta fundacional de la Copa de Europa
Un 8 de septiembre de 1955 el Real Madrid CF disputó su primer partido en la Copa de Europa ante el Servette FC suizo, con victoria por 0-2. A partir de ahí, las gestas por Europa han sido muchas y notables.
Pero puestos a elegir un partido, hoy vamos a hacer referencia a uno de los mas conocidos. La final disputada el 8 de mayo de 1960: Real Madrid – Eintracht Frankfurt 7-3.
El Real Madrid era por entonces el auténtico dominador de la competición y disputaba en Glasgow su quinta final consecutiva, una final que acabaría convirtiéndose en la final más espectacular que se recuerda. El equipo español dio una de las mayores exhibiciones de la historia del fútbol en un Hampdem Park abarrotado con 127.000 espectadores. Puskas marcó cuatro goles y Di Stéfano otros tres. para dar la quinta Copa de Europa al Madrid.
Uno de los goles de Di Stéfano en la Final ante el Eintracht Frankfurt
Muchas crónicas se han escrito tras ese partido, pero vamos a destacar una de ellas, proveniente de la prensa inglesa.
Real wanders through Europe as the Vikings once walked, destroying everything in its path”.
“El Real Madrid se pasea por Europa como antaño se paseaban los vikingos, arrasándolo todo a su paso”.
The Times. 19 de mayo de 1960. Londres.
Como vemos, la admiración en Europa hacia nosotros ha sido siempre notable, y es deseable que siga siendo así. Esperemos que tras el sufrimiento de la primera fase, el camino hacia la 14ª. sea exitoso.
A %d blogueros les gusta esto: