CAPITULO CLXXII. AMANCIO

Esta semana por encima de los partidos del MADRID, hay una noticia que entristece muchisimo, y es el fallecimiento de AMANCIO AMARO.

Ya en su momento dedicamos un capítulo a este jugador que es leyenda del club. Amancio llega en 1962, en la época en la que los DI STEFANO, PUSKAS y compañía daban sus últimas patadas al balón. Fue fichado, como tantos otros jugadores, por el empeño de D. SANTIAGO BERNABEU, que tenía ese ojo clínico para detectar a grades jugadores. Costó 10 millones de las entonces pesetas, lo que para la época era una enorme inversión para un club que no tenía grandes beneficios económicos, aunque si deportivos.

Y como tantas otras veces, D. SANTIAGO BERNABEU, se adelantó al Barcelona, porque se cuenta que alguien desde La Coruña, le avisó de que el fichaje de Amancio por el Barcelona era cuestión de horas.

Un jugador fantástico, que tuvo la suerte de coincidir, siquiera brevemente con los mejores, y así saber lo que es el MADRID. En su primer partido, su camiseta no llevaba el escudo, y al preguntar por ello, DI STEFANO le dijo: «Para llevar el escudo del Madrid en esa camiseta, primero hay que sudarla».

Durante los siguientes años, AMANCIO sudó la camiseta, y mostró al mundo lo extraordinario jugador que era. Y también a nivel internacional, ya que jugó en Maracaná en 1968 un partido entre el Brasil de Pelé y un combinado de la FIFA  Cuentan las crónicas que el Brujo dejó con la boca abierta a los 100.000 espectadores que se dieron cita en el estadio de Río de Janeiro con sus regates.

Amancio con Pelé

integrante del equipo Campeón de Europa en 1966, el martes el Madrid le rindió un gran homenaje con una gran victoria en Europa

D.E.P.

A %d blogueros les gusta esto: