CAPITULO LXXXII. LUCAS VAZQUEZ Y MANOLIN BUENO

En estos últimos partidos LUCAS VAZQUEZ, que siempre ha sido un jugador cuestionado para la titularidad del REAL MADRID, ha dado un paso al frente, y sus actuaciones han hecho que haya pasado de estar en el banquillo, e incluso en la grada, a convertirse en titular, al menos en estos momentos.

Con independencia de las opiniones que cada uno pueda tener sobre la capacidad de LUCAS VAZQUEZ, no es menos cierto, que habrá que reconocerle tesón, ganas y empeño cada vez que juega con el equipo blanco, y es que estamos ante un jugador que no desfallece ni se desmotiva por el hecho de no ser titular.

Lucas Vázquez

Eso me trae a la memoria la figura de MANOLIN BUENO, el eterno suplente de GENTO.

Manolín Bueno nació en Sevilla el 5 de Febrero de 1940. Empezó sus andaduras en el Cadiz, y en el 1959 fichó por el Madrid, con la fama de ser de un extremo magnifico. Estuvo doce temporadas, disputando 75 partidos de Liga, 28 partidos de Copa, 11 partidos de Copa de Europa. Jugó con Di Stéfano, Puskas, Rial, Amancio y, sobre todo, Gento, que fue el que le tapó por ser titular. Su palmarés lo dice todo: 8 Ligas, 2 Copas de Europa y 2 Copas de España, dan muestras de su palmarés, pero sin embargo no fue un miembro muy activo de esos triunfos, por cuanto que casi siempre estaba por detrás de GENTO. Tampoco llegó a ser internacional con ESPAÑA habida cuenta de que el propio GENTO y COLLAR le quitaban el puesto. En aquella época, los clubes podían retener al jugador, así que no pudo irse tampoco, permaneciendo siempre a la sombra de GENTO.

Manolín Bueno y Gento

Pero cada vez que salía a jugar no desfallecía, y destacaba por su calidad, pese a saber que GENTO estaba por delante.

Es de agradecer que tanto LUCAS VAZQUEZ ahora, como en su momento MANOLIN BUENO, aceptasen el rol de suplentes, porque un equipo campeón no se hace con individualidades, sino con el esfuerzo colectivo, y este tipo de jugadores resultan esenciales en una temporada.

Como decía MICHAEL JORDAN: el talento gana partidos, pero el trabajo en equipo gana campeonatos

A %d blogueros les gusta esto: