CAPITULO VII. EL ESTILO ES GANAR

“Un ejército no tiene formación constante, lo mismo que el agua no tiene forma constante: se llama genio a la capacidad de obtener la victoria cambiando y adaptándose según el enemigo» Sun Tzu

Después de 1099 días reinando en Europa, el pasado 2 de Junio, con su victoria en la Champions, el Liverpool ha relevado al Madrid. Tras una mala temporada, algunos han reabierto un debate existente en el mundo del fútbol sobre el estilo de cada equipo. Y en ese debate, se sostiene que, mientras el Barcelona por ejemplo, es un equipo con un estilo bien definido, el Madrid siempre ha carecido de estilo.

No dudo que el Barcelona es fiel, o esclavo más bien, a un estilo determinado, con el legado de CRUYFF. Cierto es igualmente que el Madrid no tiene un estilo determinado, puesto que han sido muchas las formas de jugar a lo largo de su Historia.

Todo lo anterior ha hecho surgir una especie de dogma de fe basado en que el Madrid no tiene estilo, y que debería buscar uno propio. Nada más alejado de la realidad.

Claro que nosotros tenemos estilo, y muy bien determinado desde hace muchos años. Nuestro estilo consiste en GANAR. Algo que parece muy simple, pero que solo el Madrid sabe hacer con habitualidad. El Real Madrid siempre ha sido un equipo voraz, devorador de títulos y de récords. En eso consiste nuestro estilo.

 

Foto del equipo de la Temporada 54-55, que empezaría un ciclo glorioso

Da igual como juguemos, hay múltiples formas de llegar a la victoria. A veces a la victoria se llega desde le épica, sufriendo, como por ejemplo en la famosa batalla de Belgrado sobre la nieve, en la temporada 55-56, en la vuelta de cuartos de final con el Partizán. En la ida se había ganado por 4-0, sin embargo en la vuelta, con el terreno de juego completamente cubierto por nieve helada, con el termómetro marcando nueve grados bajo cero, hizo que la práctica del fútbol fuese prácticamente imposible. Se pasó mal, se perdió 3-0, pero el equipo supo sufrir en un ambiente más que hostil, demostrando carácter, fortaleza y ambición para lograr el objetivo. Ese es nuestro estilo, salir victorioso de las batallas.

 

Portada del periódico deportivo, donde se observa el campo helado

Porque el objetivo final es la victoria. Todo va encaminado a ganar. El Madrid vive para ganar, solo sabemos ganar, y en nuestro ADN, el triunfo es el elemento único.

Se dice que no somos un equipo con estilo propio, con personalidad propia. Sin embargo, la historia del club está jalonada de momentos inolvidables, todos ellos conectados con la ambición y con la victoria. Y es que desde el primer partido oficial del club disputado en Abril de 1903 frente al denominado CLUB ESPAÑOL DE BARCELONA con GIRALT como primer goleador, el equipo no ha hecho más que ganar. Y no solo en España, sino también en Europa donde se han escrito las más brillantes gestas desde aquel lejano 8 de Septiembre de 1955, cuando jugamos en Ginebra frente al SERVETTE suizo, en la ida de los octavos de final de la COPA DE EUROPA, ganando por 0-2 con goles de MIGUEL MUÑOZ y RIAL. Era el estreno oficial en la Copa de Europa, y se iniciaba un camino inigualable, que demuestra nuestra condición de equipo ganador.

El madridismo, los madridistas, nunca hemos estado preocupados por el estilo, nunca hemos añorado una forma de jugar. Por supuesto que nos gusta el buen fútbol, y hemos disfrutado de generaciones de equipos que han jugado de forma maravillosa, desde el Madrid de los DI STEFANO, GENTO, PUSKAS y compañía, pasando por la QUINTA DEL BUITRE , y tantos otros jugadores con talento inigualable, a la par que raciales como JUANITO, PIRRI, CAMACHO, AMANCIO, por poner solo unos pocos ejemplos.

Cada madridista albergará en su recuerdo equipos o temporadas donde el buen fútbol ha sido la tónica en el Bernabeu, pero tanto en esos casos, como en otros donde el juego ha sido menos vistoso, siempre ha habido una constante: LA AMBICION, EL ESPIRITU COMPETITIVO, NO RENDIRSE JAMAS. No en vano, una de las cosas que más temen nuestros enemigos, y que más fama nos da, es esa capacidad única del Madrid de no rendirse nunca, de no dar un partido por perdido, y de buscar la victoria hasta el pitido final.

Esa es nuestra seña de identidad, eso es lo que principalmente valora la afición de nuestros jugadores: la raza, el compromiso, el esfuerzo, no dar por perdido un partido jamás, y el tesón hasta lograr la victoria.

Así que para todos aquellos que dicen que el Madrid no tiene estilo, solo cabe decirles una cosa. Nuestro estilo es: GANAR, GANAR y después, SEGUIR GANANDO.

A %d blogueros les gusta esto: