CAPITULO XVIII. CONFIEMOS. SEGUIMOS SIENDO LOS REYES DE EUROPA

Veni, Vidi, Vici. Julio Cesar.

Ha empezado una nueva temporada en la actual Champions, vieja Copa de Europa, como a mi me gusta llamar a la competición. El devenir de las jornadas nos dirá como nos va al equipo, aunque la decepción de la primera jornada no nos la quita nadie. No obstante, recordemos que esto no es como empieza, sino como acaba. El año pasado empezamos ganando 3-0 a la Roma, y luego nos la pegamos en octavos.

Precisamente nosotros, mas que ninguna otra afición sabemos que para ganar una Copa de Europa hay que sufrir, que hay momentos difíciles, y que hay que superar muchos obstáculos.

Y es que el Rey de Europa ha tenido que labrarse esa bien merecida fama, con esfuerzo y sacrificio, y todo empezó allá por la temporada 55-56, cuando se inauguró la Copa de Europa que culminaría con el primer título al vencer al STADE DE REIMS por 4 a 3.

Pero todo se fraguó, cuando en 1955 se produjo una reunión en París entre el director de L’ EQUIPE y D. SANTIAGO BERNABEU, para tratar de dar forma a la idea del periódico francés de crear una competición europea, que hasta ese momento no existía. Aunque parezca mentira solo existía una competición para equipos de Europa Central (COPA MITROPA), y otra para los equipos latinos (COPA LATINA), donde jugaban los campeones de FRANCIA, PORTUGAL, ESPAÑA e ITALIA.

Pues bien, D. SANTIAGO BERNABEU demostró su capacidad y habilidad para ver que esa competición que se podía crear, podría ser muy importante, y fue el primero en dar el SI, siendo el MADRID, como tantas y tantas veces ha ocurrido, el impulsor de una competición.

En esa primera edición se invitó a 16 equipos, con el sistema de eliminatorias a doble partido, siendo que un 8 de Septiembre de 1955 el MADRID debutó en la que se ha acabo convirtiendo en su competición ante el SERVETTE suizo, superando la eliminatoria por un global de 7 a 0. En cuartos nos enfrentamos al PARTIZAN DE BELGRADO, con un global de 4 a 3 y donde tuvo lugar la primera gran gesta, al superar el infierno de BELGRADO, tras haber ganado 4 a 0 en MADRID.

Cartel del primer partido en Copa de Europa

 

En semifinales se superó al MILAN por un global de 5 a 4, y en la gran final se impuso al STADE DE REIMS por 4 a 3 en el Parque de los Príncipes, un 13 de Junio de 1956, fecha histórica pues fue la primera de las innumerables gestas conseguidas en Europa.

64 años después, aquí estamos otra vez. Pugnando por conseguir nuestra 14ª Copa de Europa, pues a mí me gusta llamarla por su viejo nombre, por el nombre original.

Somos los Reyes de Europa; esta competición nació con el impulso del MADRID, quien ganó los cinco primeros títulos.

Es nuestra competición. Tengamos fe en el MADRID.

Nosotros somos capaces de cualquier cosa en «nuestra competición». Y los rivales lo saben.

HALA MADRID!!

A %d blogueros les gusta esto: