CAPITULO XXII. NUESTROS GOLDEN BOYS DE SIEMPRE

Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia: tiene una importancia absoluta. Aristóteles

En estos días hemos sabido la noticia de que varios de nuestras jóvenes promesas han sido designados al premio al GOLDEN BOY. En concreto, VINICIUS, RODRYGO y LUNIN.

En estos tiempos en los que los grandes clubes andan detrás de grandes figuras, no está mal la apuesta decidida del club por talento joven. Obviamente no todas las promesas acaban en grandes jugadores, pero basta con que unos pocos lo hagan, para asegurar una generación de éxito. Y ello no solo está ocurriendo en Fútbol, porque la sección de Baloncesto, nos está regalando en los últimos años talentos como DONCIC al que ya tenemos en la NBA, pero al que ya hemos buscado un posible sustituto en la figura de GARUBA. La fábrica no para….

Hay que decir que la apuesta decidida por el talento joven no es nueva en nuestro club, y así podemos decir que respecto de la sección de fútbol, si no se hubiese sido valiente en su momento, no habría salido LA QUINTA DEL BUITRE, apuesta decidida en su momento de ALFREDO DI STEFANO. Igualmente haber dado la oportunidad a un jovencísimo RAUL que en su primer partido falló lo que no está escrito, nos permitió durante años disfrutar de uno de los grandes jugadores del fútbol español. Y otro tanto podemos decir de CASILLAS, quien debutó en la portería más complicada del mundo a los 18 años.

La Quinta del Buitre

Esa apuesta decidida también ha sido una constante en la sección de Baloncesto. Basta recordar a CORBALAN, uno de los mejores bases de siempre, quien fue fichado por LOLO SAINZ a los 15 años, y que debutó con el primer equipo a los 18 años, dándonos años de gloria a la sección. El propio LOLO SAINZ quien se formó en el HESPERIA, que era un filial del equipo blanco, debutó con 21 años en el primer equipo, firmando una trayectoria magnífica. Y qué decir de CLIFFORD LUIK, quien igualmente con 21 años fue fichado por PEDRO FERRANDIZ, tras verlo jugar en el equipo universitario FLORIDA GATORS, y quien se convertiría en una leyenda del equipo blanco. Los Ojos del Tigre!!

Clifford Luik

Son solo unos pocos ejemplos en ambas secciones, fútbol y baloncesto, pero naturalmente existen muchos más. Ello por tanto constata que el club siempre ha estado dispuesto históricamente a dar la alternativa a jugadores jóvenes, que luego han sido en algunos casos, leyendas del club. Por eso, conviene recordar la historia de nuestro club y ser conscientes de que hemos de confiar en el talento joven, y dar confianza a esos jugadores, porque solo con la confianza del club y el cariño de la afición, lograremos que ese talento que llevan dentro, lo saquen en su propio beneficio, y por ende, en el de nuestro club.

Pero es necesario ser valientes y darles la oportunidad!!!!

Apostemos por los GOLDEN BOYS que se nos ponen a tiro, y no nos tiemble el pulso en darles las riendas del equipo. No siempre hay que gastarse 300 millones para tener una gran figura.

 

A %d blogueros les gusta esto: