CAPITULO XXXVIII. LA PUERTA A CERO..

Prefiero perder un partido por nueve goles, que nueve por un gol. Vujadin Boskov

Tras 21 jornadas de Liga, nos encontramos con que el equipo es líder, cosa que no ocurría en los últimos dos años. Y una gran parte de culpa de ese liderato la tiene otro dato, notablemente sorprendente; el Real Madrid es el equipo menos goleado de la competición, con tan solo 13 tantos encajados, lo que supone un registro tremendo.

Desde luego, no es el Real Madrid un equipo que se haya caracterizado por ser un gran defensor. Siempre nuestra fuerza ha sido el talento ofensivo, con los grandes jugadores que han pasado por nuestras filas. Pero no es la primera vez que la defensa o el tono defensivo, tiene el foco principal en el buen hacer del equipo.

Ya en la entrada XX, hablamos de la defensa del Madrid, y particularmente de la primera gran actuación defensiva del equipo, entonces con nombres propios como ZAMORA, CIRIACO y QUINCOCES. A ello me remito, y a la cita de Vujadin Boskov, que hoy reproducimos.

Pero hoy me gustaría hacer referencia a algunos momentos en los que también fue el tono defensivo el que prevaleció sobre el aspecto ofensivo que siempre nos ha caracterizado.

y es que no debemos que desde la temporada 2007-08, el Real Madrid no consigue que su portería sea la menos goleada en la Liga. Entonces lo consiguió CASILLAS, y desde entonces, aún habiendo ganado alguna Liga, no hemos conseguido ser los mejores a nivel defensivo, ni tener el trofeo ZAMORA.

Foto de Ricardo Zamora

El registro actual con 13 goles encajados, no lo veían nuestros ojos desde la temporada 1987-88 cuando la QUINTA DEL BUITRE dominaba el campeonato español, aunque a diferencia de ahora, el caudal ofensivo era amplisimo.

Desde el punto de vista de los récords, y como no podía ser de otro modo, el Real Madrid a nivel histórico tiene el privilegio de tener el récord de ser el equipo que menos goles encajó en una temporada. Ello ocurrió en la temporada 31-31 con un registro de 15 goles encajados en 18 jornadas de Liga, temporada que acabaría sin ningún partido perdido, y en la que los ZAMORA, CIRIACO, QUINCOCES y compañía eran un baluarte defensivo infranqueable.

Como vemos, son diferentes los momentos donde el equipo ha tirado de registros defensivos, de forma que no siendo lo habitual, es también un registro importante para un equipo campeón.

Así que en estos momentos, donde el caudal ofensivo, no es el de hace unos años, bien está que el equipo haya sabido reciclarse para, al menos ser un equipo fiable desde el punto de vista defensivo, puesto que los campeonatos se ganan así también, y nosotros podemos dar buena fe de ello a lo largo de nuestra historia, como acabamos de exponer.

HALA MADRID

A %d blogueros les gusta esto: